sábado, 5 de julio de 2014

Pecado.-

pecado, sagrado vino,
ese vino bebedizo que la oscura vid surte
necesito de ti para obra de refresco
por que tornes paz en sed
en esta suerte de cielo en donde el bien me tiene
preso

Para ello, mi boca entona sin descanso
el salmo de la carne
invocando con el a esa condena
que antaño bien sabe dios que tuve
bien labrada
toda vez que borré del pecho su latido
y que en mi boca se secó su sabor de cocimiento.

Pecado
magna obra del único dios que da hoy la cara
líbrame del señor de este blando infierno
de la paz
y en el que, como una santa imagen,
estoy teniendo frío...

No hay comentarios: