domingo, 25 de noviembre de 2012

Naufragio.-

Y la nave se hunde, el cosmos se sumerge,
ojos que se apizarran abarcando la sima.

Es la boca que masca el camarón del limo,
es el frío estibando sus lívidas verdades.

Tendidas hacia arriba se desatan las hebras
de gigantes que duermen, desaforadas chivas.

Contra el fondo me tengo, camarote del agua,
ciudadano del limbo callado de los peces.

Mi cuerda contra el fondo, botella que no escancia,
mi pecio hace ya suma en el monto de naufragios.

Y olas que me gasten, el sal que me deshaga,
para el pez sean las carnes, sean los huesos al agua.

jueves, 6 de septiembre de 2012


A Agustín Pérez Bellas, in memoriam.

Así las cosas.-

Mi felicidad escarba en los restos de animales,
en lo que cuenta el viento a mis zapatos,
es el paso sin medida de los niños,
el ulular del búho y el moho de la encina.

Así las cosas
quiebro el cántaro
por bañarme con las suertes del ungido,

por darme al escondite
entre el salobre bozo de la noche.

(en el tarro de sones
la hierbaluna espera
mis cantos en su oído).

(El viento sopla, empuja
contra el metal del fondo
mi salmo triste).

miércoles, 23 de mayo de 2012

martes, 22 de mayo de 2012

Grito.-

Del jardín, la miel del tábano,
del amor, la escarcha de la carne.

Escucho en la colina el vagido de las flores,
el tiempo las empuja a los pies de los caballos.

Magma, latido, mirada, pedida súplica,
todas las puertas que atiendo están cerradas.

Es hora de romper muros de piedra,
de darse al remo en horas de distancia.

Tal vez en la otra vera del jardín
haya horizonte dispuesto para el vuelo.

Oigo el grito amarillo de la tarde.
Está dándome su adiós. No queda tiempo.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Breves.-

Charco
Bajo el cristal
el agua reposa
su juego con los niños.



Luna
Aullido de la luz
contra la pez del fondo.


Rama
Un pájaro invisible
imagina el canto.

Pájaro
La vida son las notas
que trama de su pico.

sábado, 21 de enero de 2012

martes, 17 de enero de 2012

Es tiempo.-

Es tiempo
de la torva golondrina que atisba las batallas

ella urde de su pico las fanegas
con las que el humo crece

sobrevuela los campos sin cosecha
los árboles sin hoja, el río seco

allí, la semilla se resuelve estéril
y decide caer contra la piedra

allí queda mi texto
en resmas de papel cosido en vano

(son música, y se pierden,
el ulular del aire,
el golpeo del mar contra la rocas,
el gorjeo inaudito de los pájaros,
mi grito sordo)

viernes, 6 de enero de 2012

martes, 3 de enero de 2012

Portail.-

Contra el lienzo ha de quedar,
balando, mi pecado,
tiradas contra el blanco, hilas rojas,
la sed y el alfiler
cardando entre la sangre.

Allí, en tierras donde pace
el cordero del asombro
fue que nació esta voz,
la misma que hoy os grita.

La misma que hoy entona
este arrebato
por que el trueno fervoroso se me venga,
vestida en voz entera, en tormenta desusada,
canto de loco,  letanía
del niño botarate,
ora ruego, ora color, ora risa,
ora sol, y disparo, y días de fiesta.

Con ello espero
que la nube benévola libere
mis hombros agotados
del peso de la lluvia.

A cambio, quede aquí, pues, mi compromiso:
vuestro será el trazo que la suerte me depare.
Tampoco esperéis mucho. Tan sólo ha de quedar
la forma del cuerpo que me viste,
sobre la tierra impreso.

Bien pronto;
cuando caiga.