jueves, 6 de septiembre de 2012

Así las cosas.-

Mi felicidad escarba en los restos de animales,
en lo que cuenta el viento a mis zapatos,
es el paso sin medida de los niños,
el ulular del búho y el moho de la encina.

Así las cosas
quiebro el cántaro
por bañarme con las suertes del ungido,

por darme al escondite
entre el salobre bozo de la noche.

(en el tarro de sones
la hierbaluna espera
mis cantos en su oído).

(El viento sopla, empuja
contra el metal del fondo
mi salmo triste).

No hay comentarios: