viernes, 23 de marzo de 2007

Esperanza.-

"Y, sin embargo, estabas para el amor formada"
F.G.Lorca, ELEGÍA A DOÑA JUANA LA LOCA.




Va a ser cosa de ir utilizando
día por día el verano del abrigo
con el cesto rotundo de la nieve
blanco de frio dorándome las lunas.

Y es que fuera que ya se me ha olvidado
la suerte que es la vida
tantos años pasados en barbecho
a varado navío, en flor de piedra.

Era evidente, la existencia no iba a ser tan fácil
como quiso mi muerte en el origen
condenado a vivir solo, a cuerda de ir callado,
tan de largo mi día, a lomo y cruces
y sin hablar conmigo.

Al cabo
tan sólo el frío extendió su mano buena
si me habré calzado de amor entre el dosel
cercado en pardo viento
y el tonto paje que montan mis costillas.

Mas, ay, quizá quede sabor
quizá se vuelva el agua
y aquella seda en rosca de la muerte
no aquilate quitarnos el abrigo.

2 comentarios:

mabel casas dijo...

federico
hola andamos medio perdios,pero estamos dando la vuelta por los amigos

me gustó mucho el poema,tiene una claidez de ese verde,una apuesta...
y como les envidio que les llegue pronto verano!!!
besos mabel

Federico Ruibal dijo...

Llega la primavera, que en esta ciudad es, o suele ser, larga...

Disfrutemos.

Besos gordos.

F.-