lunes, 23 de abril de 2018

Blanca llanura.-


de nuevo aquí,
blanca llanura.

y si no sé decir, y si
solo el silencio se tiende
sobre tu blanco frío

porque a tal habría de ser,
para el que de oficio camina,
como haber olvidado el paso

y que se quede la tarde sin pintar
fragor, dispendio inútil
enfrente mismo de mi mano muerta

y para qué la vida
entonces

mejor sería
el ir cerrando para siempre
el prieto atado de mis hojas
dar tapa al ato,
y que rebulla y quede,
el grupo de mis voces
en silente guardia

y así apartarme
y quedar  mis lebreles de la voz,
tendidas, en espera.

por si, del lado de la suerte,
a volar llaman.



No hay comentarios: