domingo, 18 de octubre de 2009

Corre.-

"Escribo para morder la mano
que atenaza mi garganta".
Sandra Orellana.-


Corre mi carne
la línea de andanada que le toca
con la sangre de un orbe de papel
brotando en cada poro.

Así vierto mi canto sobre la dicha caída
y encisco entre mis notas cada volado pájaro.

Porque escribir es siempre buena purga
un restallar las luces de la noche.

Hasta que brillen de dolor las sombras
soy brasa y comunión.

Y calle el perro.

3 comentarios:

S. C. P. dijo...

Qué maravilla, Fede, el poema y su epígrafe.
¡Qué maravillas!

Federico Ruibal Vázquez de Parga dijo...

Alquien decía que le extrañaba que recordase los versos de Sandra.

Lo incomprensible hubiese sido haberlos olvidado.

jajjaj


Un abrazo.

f.-

Felix dijo...

Así es Fede, es una maravilla de poema.Es fabuloso.

''Yo escribo para quebrar montañas''.