lunes, 13 de octubre de 2014

Quisiera.-



Quisiera

un hospital forjado

de palabras

arboladas, como naves de albas velas, que

encendidas

de azul en la creciente, de rojo en el ocaso,

se volaran

y así,

tras esta insana cifra

de días

poder volver al aire algo

de lo  que su  tropel me ha dado

rotándolas en canto

para callar en bajo

contra este tiempo necio

en el que el llanto se ha adherido a la costumbre.