viernes, 18 de enero de 2013

Fuga.-

Él ha sido
caza,
la mies entre las piedras,
el derramado.

Él escarba entre la turba
un blanco pozo,
un asilo en luz,
un nicho.

Él
fue podando su sombra
de grama y de follaje.

En espera del sino
está aún con vida.

Y a tiempo llegó al claro,
frente a sí el agua,
páramo verde
celebrando,
de canción
en suerte. 



Aún no lo ha visto.

No hay comentarios: