jueves, 19 de marzo de 2009

Abril.-

Liba del polen la morena abeja
sobre la brava paz de mi secano.

Ese jugar de sueño, ese partirse en alas,
esas fintas del aire curvado para el beso.

Tardos los pasos, dificultosamente
renqueo por los fosos de la caverna mía.

Tarde llega ese fuego, tarde, tarde,
no es brasa de mi hoguera, no es para mí la cita.

Hoy contemplo en mi vuelo, desde el helado cosmos,
la flechas de la vida topando con la carne.

Lamentando aquel tiempo en que fueron de mi mano
y lloraba mi frío, incapaz de alcanzarlas.

10 comentarios:

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Un abril bello para un apocalipsis.
Un saludo

Luisa Arellano dijo...

Aunque mi Abril es más positivo que el que nos presentas, reconozco en el tuyo la belleza de las preguntas permanentes y los miedos que nos atenanzan.

Un placer, F.

Federico Ruibal Vázquez de Parga dijo...

Un apocalipsis cotidiano, Antonio.

Un abrazo.

f.-

Federico Ruibal Vázquez de Parga dijo...

Abril es hermoso. Trato de hacer un remedo del poema de Cernuda "Despedida"

Hermoso poema.

http://personal.telefonica.terra.es/web/bibliotecaiescarmenlaffon/cernuda/poe_despedida.htm

Horacio Fioriello dijo...

me gustan los finales premonitorios que adentran una esperanza de salvar lo que queda , de tomar conciencia, de saberse oportunidad frente al desolado paisaje hasta convertir setiembres en abriles, lease otoños en primaveras.

cielo claro dijo...

Que buen poema, me he dado un largo paseo por tu blog, ha sido día de exquisita lectura, me detengo en este poema, para dejarte el mensaje... que poema... la conciencia no es silenciosa, como golpea.
Me encantó leerte, regresaré a dar mis vueltas por tan exquisita poesía.
Te dejo mis saludos y mis reverencias ante tus letras.

Olga Guadalupe dijo...

"Ese jugar de sueño, ese partirse en alas,
esas fintas del aire curvado para el beso."

Qué barbaridad este segundo verso. Todo el poema. Es que resuena en él todo el Siglo de Oro, Miguel Hernández, Vallejo... Dices tú Cernuda. Y todo con voz personal, propia y dueña de todos los recursos.

Admirable, O.

Federico Ruibal Vázquez de Parga dijo...

Horacio, un abrazote gordo.

f.-

Federico Ruibal Vázquez de Parga dijo...

Un abrazo, cieloclaro.

Pero grande, eh.

f.-

Federico Ruibal Vázquez de Parga dijo...

La semilla era tan buena, que germinó hasta en mi montón de meños, Olga xd.

Tu entiendes.

bico.

f.-