viernes, 16 de enero de 2009


2 comentarios:

Tania Alegria dijo...

Leí todos los poemas y al terminar mi mente y mi corazón se encontraban respetuosamente inclinados, en actitud de reverencia.
Ya conocía tu ingenio y arte, Poeta de la Senda Volada, pero no había tenido la oportunidad de leerla en su conjunto.
Un racimo de poemas, valiosos como uvas, valiosos como rubíes.
Un saludo cordial y un abrazo amigo, con respeto, admiración y afecto.

Federico Ruibal Vázquez de Parga dijo...

Todos? Pero mujer, vas a caer enferma...

:)

Un abrazo, Tania. Vuelo a tu vuelo.

F.-