viernes, 7 de enero de 2011

Creación.-

En el principio fue la lluvia,
el mineral absorto.

El fuego dará nombre
al vínculo de carne.

Sobre la piel en grito
el agua del bautismo se derrama.

Lluvias, silencio,
arena que medita.

Así, la caja oscura
se hará la llave.

Y sonríe el encerrado,
en la justa mitad del laberinto.

Es dios entre los muros
completo en su babel.