jueves, 29 de octubre de 2009

Espera.-

El poema hierve
contra el metal del bol.

Libre en mi cuchara
va cuajándose a la recia muchedumbre
de voces por venir.

La muda hilera
aguardará su acaso en el papel,
-diáfana en secreto-

por si del aire
llaman.

domingo, 18 de octubre de 2009

Corre.-

"Escribo para morder la mano
que atenaza mi garganta".
Sandra Orellana.-


Corre mi carne
la línea de andanada que le toca
con la sangre de un orbe de papel
brotando en cada poro.

Así vierto mi canto sobre la dicha caída
y encisco entre mis notas cada volado pájaro.

Porque escribir es siempre buena purga
un restallar las luces de la noche.

Hasta que brillen de dolor las sombras
soy brasa y comunión.

Y calle el perro.

martes, 6 de octubre de 2009

Caza.-

En pie sobre mi cuerpo
arqueo el hambre en calma.

Doblado bajo el cosmos,
palpo aquel pan viejo que afilan las señales.

Porque el viento ha traído su razón de sangre;
el aire pajarero me acercó el aroma
de cierta luna antigua a la que puse perro.

Ya no hay fiestas que guardar. Sólo la noche.
En esta caza
soy cuajo de la carne, soy la pieza.